Contenedor para chicles usados

Contenedor para chicles usados: nuevo producto que ayuda a depositar los chicles usados (algo muy habitual en los residuos urbanos) Los chicles masticados son peligrosos para nuestras mascotas y animales. Cada chicle que se tira al suelo tarda una media de cinco años en degradarse y puede acumular alrededor de 50.000 gérmenes. Retirar un chicle del suelo les cuesta una media de 45 céntimos a los ayuntamientos, y la limpieza de un metro cuadrado de calle puede ocupar a un operario más de 15 minutos, por no hablar de la mala imagen que ofrece y la molestia que genera cuando se pisa. Gracias a su pequeño tamaño se puede instalar en las zonas más transitadas por la gente joven, como alrededores de colegios, institutos y parques.

Dimensiones

Altura30cm
Diámetro 8,8cm